quarta-feira, 6 de janeiro de 2010

Aniversário do assassinato encoberto de Xosé Tarrío

Cumprem-se 5 anos desde que Xosé Tarrío González morreu "de prisão". O nosso companheiro permanece na memória d@s anarquistas.



Hoy, 2 de enero de 2010, se cumplen 5 años de la muerte de nuestro hermano Xosé Tarrio, compañero anarquista, secuestrado por el Estado a los 16 años, de los cuales diez los pasa en aislamiento.

Xosé era un humano, y digo humano porque poseía esa humanidad que esta sociedad carece. Su espiritu fuguista, su expresión de odio al sistema y su no doblegarse a sus verdugos, lo conducierón a sufrir en su piel escalofriantes torturas y vejaciones, de una manada de asesinos torturadores.
!!No son funcionarios, son carceleros¡¡

Tarrío dentro de la cárcel junto con sus compañeros, furon responsables de numerosos intentos de fuga (la de Cadiz con exito) motines y revueltas, asi como su actividad con la APRE (Asociaciòn de Presos en Regimen Especial). Logra escribir un libro en la clandestinidad desde dentro, llamado Huye,Hombre,Huye, el cual es la máxima expresión de denuncia al moustro carcelario, una expresiòn que sin duda pone en jaque al estado español (en esa época gobernada por el PSOE) y a sus defensores. El libro afirma que: encerrar a esos hombres y mujeres en esas frías celdas, fuera de todo calor humano, no es la solución, que enterrar en vida, a esa gente, muchos de ellos enfermos terminales que no lograrian salir nunca de aquellas mazmorras, dado que su condena era mayor que el tiempo que les quedaba de vida, allí les dejaban agonizando hasta que la celda escupiese su cadáver para preparar nuevos grilletes para los siguientes que llegarían, eso no es solución, encerrar a una persona 22 horas al día, sacarla 2 al patio y así todos los días, tampoco era solución. FIES no soluciona nada, por lo contrario embrutece a los reclusos, FIES es locura o muerte!!

A Xosé, lo asesinó la cárcel, a Xosé lo asesino el Estado, la Democracia, el PSOE, la tortura y también la sociedad, por ser complice de todo.

Te recordados por siempre hermano, tu actividad queda clavada en nuestras mentes, tambien tus palabras:

"¿Olvidar que? ¿Las vejaciones, los abusos, aquellos constantes cacheos tan denigrantes, las palizas o engrilletamientos o traslados dentro de las jaulas? ¿O el abandono médico a miles de enfermos terminales y que a estos se les dejaba morir dentro de frias celdas agonizando durante años o en las de hospitales penitenciarios, esposados a la cama? ¿Olvidar el trato que se les daba a estos emfermos,en su mayoría jóvenes drogadictos, avenidos al mundo del delito por la trampa de las drogas? ¿Olvidar que? ¿Que era uno de esos seres despreciables que tan amenudo se dejaban morir en prisión, en nombre de una venganza oscura que clamaba en el corazón de los ciudadanos? ¿O es mejor decir verdugos? Jamas habia ocultado mi repulsa por el sistema, especialmente por el penitenciario. Tampoco lo harìa ahora. Estaba plenamente convencido de que había, pese a sus muchos defectos, mas grandeza y amor en su alma de bandido, la cual todos señalaban con sus dedos acusadores, que en la conjunción plena de todos los hombres que habían colaborado, elaborado y determinado mi encierro. No participaría en la aprobación de aquel sistema a cambio de promesas relativas,aunque ello me supusiese el aislamiento de por vida."

"No soy un gemido, soy un grito de guerra desde la interminable noche, de las tinieblas carcelarias."

!!!!MORTE O ESTADO E QUE VIVA A ANARQUIA¡¡¡